Aquellos que «rompen los platos» de la fotografía

Hace unos meses se hizo un vacío en la creación fotográfica contemporánea. La mirada de Miguel Oriola (1943-2020) dejó de brillar. Se terminó de fotografiar con el estómago. Una obra expuesta sin miedo al naufragio. Auténtica, incómoda. El gran seductor seducido por la expresión fotográfica. Descarado. Sincero ante su falta de vocación. Trabajador silencioso en los márgenes difusos de la fotografía. Ácrata. Un nombre propio, una estrella fulgurante. Y, sobre todo, un valedor de la creación emergente, de sus protagonistas. De aquellos que “rompen los platos” de la fotografía.

Queda ya lejos su promesa de dar luz a la “Generación del 80”. De hacer visible el trabajo y esfuerzo colectivo de aquella generación emergente, que asomaba su careto fotográfico discreta, perdida, fragmentada. Un proyecto, un sueño, un fracaso: “Queremos vuestras fotos, vuestras historias, vuestros rollos que tengan que ver más o menos con lo que más nos interesa, la Fotografía”, gritó al viento un Oriola pirata. Porque la realidad es ilusión.

Pero… “¡Aleluya! ¡Aleluya! Cada uno con la suya”, llega una nueva edición. Y ya van ocho. La VIII Edición del Festival BFOTO EMERGENTES. Ahora sí en cuerpo y espíritu. Vuestro Festival, Vuestras Fotos, Vuestras Historias. Y como siempre y antes que nada: Vosotros, contando Vuestras Experiencias. No esperes. Es un llamamiento a la Libertad y al Arte.

Nos importa la Comunicación. Nos importas TÚ. Llenarnos con tu fotografía. Navegar contigo por los límites de lo fotográfico. Y, bien en las sales de plata bien en los pixeles y redes sociales Oriola… siempre tan lejos tan cerca. Vaya por tí. Celebremos la Fotografía.



X