Bfoto | Festival BFOTO 2016
Resumen de BFOTO 2016, la tercera edición del Festival de Fotografía Emergente en Barbastro
Festival, Barbastro, foto, fotografía, Barbastro-FOTO, emergente, contemporánea, Somontano, Taller, Exposiciones, AFIB, Barbastro-OPEN, talleres, David Jiménez, Jordi V. Pou, Julio Alvarez Sotos, emergentes, BFOTO, photo, photographie
17921
page,page-id-17921,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

EDICIÓN 2016

LAS COSAS SON EXTRAÑAS

BARBASTRO-OPEN

Bfoto_cartel_2016_def_800

Las cosas son extrañas

En Barbastro-Foto también hemos sufrido los recortes: a partir de ahora nos llamamos BFOTO. Bueno, por eso, y por si acaso a los de Barcelona les da por hacer un festival de fotografía. Porque si estamos en junio, esto es BFOTO.

Durante varios meses, unos cuantos incorregibles programan  este festival y dicen que es para cazar leones en Escocia. Ya sabe: si no hay leones en Escocia, tampoco habrá festival. Es difícil, porque apostar por la fotografía en los tiempos en los que a las humanidades les están haciendo el paseíllo tiene mucho de puente sobre el río Kwai. Y si se hace en una ciudad pequeña y se centra en la fotografía emergente, puede usted dudar tranquilamente de su continuidad. Salvo que haya leones en Escocia. Es entonces cuando el festival puede cumplir tres años, seguir defendiendo la fotografía emergente, las actividades callejeras, la participación de los colegios de la ciudad o los talleres de formación. Este año tenemos un lema que articula el festival: las cosas son extrañas. Es por el gran Duane Michals y porque somos así de cosmopolitas: lo universal es solo lo local sin paredes. Y hablar de las cosas son extrañas es hablar del mundo, de todo aquello que existe, de lo que miramos aunque no haya sido aún fotografiado. Es hablar de los demás porque, de cerca, nadie es normal.

En Barbastro las fotografías toman las calles durante el mes de junio. No tema, son inofensivas.  Si además se prioriza lo emergente,  aquello que nace y sale, lo que surge para ser mirado,  puede ser muy divertido. Al eliminar el estigma de la comprensión, uno puede mirar las cosas con la misma frescura con la que usted miró por primera vez volar un pez. Si aparca un rato su teléfono móvil verá que hay otros mundos, aunque estén en este, mientras comprueba como mirando fotos solo somos náufragos que han probado el agua del mar. Vuelve la magia de la fotografía, comienza BFOTO.

X